La actividad principal de PROCARDIO es la FORMACIÓN de personas en materia sanitaria. Está especializada en formación de Soporte Vital Básico y Desfibrilación Semiautomática. Esta formación puede recibirla cualquier ciudadano, con independencia del nivel de estudios o categoría profesional. Para las empresas dicha formación podrá ser bonificable a través de la Fundación Tripartita.

Además, como actividad secundaria, nos dedicamos a la venta de Desfibriladores Semiautomáticos y venta de todo tipo de accesorios y consumibles sanitarios al alcance de cualquier usuario.

La idea surgió en 2012 a raíz de conocer que, cada vez más, las empresas deciden instalar estos aparatos en sus establecimientos; tanto para ofrecer seguridad a sus clientes como a sus empleados, frente al gran problema de la parada cardíaca: 1ª causa de muerte en nuestro país y del mundo.

Un ejemplo de nuestras empresas formadas es el mundo de la hostelería, donde cada día más, los tour-operadores exigen como uno de los requisitos a cumplir por los hoteles, el disponer de desfibrilador semiautomático y personal entrenado para ello.

El equipo humano que lleva a cabo el proyecto, es un equipo con amplia experiencia en el sector de la dirección empresarial, garantizando una gestión del proyecto eficiente y una estratégica planificación de la labor comercial.

También lo componen profesionales sanitarios, especialistas en emergencias sanitarias y cuidados críticos, que tienen amplia experiencia docente y que pertenecen, como instructores, al Plan Nacional de RCP de la SEMICYUC (Sociedad Española de Medicina Intensiva, Críticos y Unidades Coronarias).

Te animamos a conocernos, nuestra experiencia le sorprenderá.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la Enfermedad Cardiovascular es la causa con mayor mortalidad en todo el mundo.

“Es mucho más probable que un desfibrilador salve una vida que un extintor”

— Dr. Fernández Lozano

La parada cardiaca o muerte súbita

Según la OMS, la Parada cardíaca súbita es la causa de 400.000 muertes al año solamente en Europa. El 95% de las víctimas de parada cardíaca súbita mueren antes de llegar al hospital y la mayoría es por falta de asistencia inmediata.

En el 80% de los casos la parada cardíaca súbita surge por un ritmo cardíaco caótico y rápido (fibrilación ventricular). Este ritmo rápido sólo se puede detener mediante electrochoque interno o externo (desfibrilación).
El DESA (desfibrilador semiautomático) es un dispositivo electrónico portátil
que diagnostica automáticamente en un paciente las arritmias cardíacas con peligro
potencial de muerte producidas por la Fibrilación ventricular y la Taquicardia
ventricular. Permite tratar al paciente mediante la desfibrilación, que consiste en
aplicar una terapia eléctrica que detiene la arritmia, permitiendo al corazón restablecer un ritmo eficaz.

Espacios Cardioprotegidos

La instalación de desfibriladores en espacios públicos es de vital importancia
para conseguir una desfibrilación precoz, ya que cada minuto que una persona, en situación de parada cardiaca, pasa sin recibirla, disminuye un 10% las probabilidades de sobrevivir.

Instalando estos dispositivos y formando a los ciudadanos en maniobras de
resucitación, en Procardio Formación contribuimos a reducir el número de muertes causadas por la parada cardíaca, cuyo número de víctimas hoy día, cuadruplica el número de víctimas de accidentes de tráfico y constituye la primera causa de muerte en nuestro país.

Procardio es una empresa que ofrece y se dedica a cardio-proteger espacios.
Esto quiere decir, que el principal objetivo de nuestro proyecto es conseguir instalar desfibriladores semiautomáticos en el mayor número de establecimientos públicos e impartir una formación especializada a los trabajadores de dichos establecimientos en el uso de estos desfibriladores y, así, concienciarles del importante papel que pueden desempeñar a la hora de salvar una vida.

¿Por qué un DESA?

El DESA es un dispositivo que permite aplicar una descargar eléctrica a pacientes que presentan una arritmia, llamada fibrilación ventricular, que antecede al paro cardiaco y que es la primera causa de muerte en nuestro país , cuatro veces superior a las víctimas de accidentes de tráfico.

La descarga eléctrica paraliza el corazón arrítmico y permite que éste recupere su ritmo. Si en esas circunstancias no se aplica rápidamente esa terapia eléctrica la muerte sobreviene en pocos minutos.

Los DESA son aparatos que pueden ser utilizados por personal no sanitario, únicamente con un mínimo entrenamiento, ya que su manejo es sorprendentemente sencillo. Aunque existe una normativa nacional, algunas comunidades autónomas, entre ellas, Andalucía, establecen su propia normativa que regula el uso de estos aparatos. (Real Decreto 200/2001 del 11 de Septiembre, Anexo 1).